• Ana Otero, Phd.

Feliz Equinoccio - Feliz Mabon


¿Cómo estás viviendo el cambio de las estaciones? Siempre es un momento maravillarse a ser testigos de la ciclicidad de nuestra Madre Tierra. Hoy ha sido un día con mucho movimiento al preparar todo para la NOVENA que inicia mañana. En Mabón, el equinoccio de Otoño en el Hemisferio Norte, el día y la noche tienen la misma longitud y la Madre Tierra hace una pausa sagrada en su rotación alrededor del Sol. En la rueda del año Celta, este día se celebra como Mabon. Mabon se considera un tiempo de los misterios. Es un momento para honrar a los dioses y diosas del sol, la cosecha, y el mundo de los espíritus. Esta pausa sagrada es un tiempo de equilibrio, para parar y reflexionar, disfrutar de la abundancia de nuestras cosechas (ya sea desde lo material, lo sentimental, el trabajo o nuestros logros personales) y también para prepararnos para el próximo ciclo, el próximo año, cogiendo los dones de la oscuridad para liberar, dejar ir, regalar, compartir y arrojar (ya sea física, emocional, mental, o espiritual). En este momento damos gracias y honramos a la diosa en su transición como Madre a la Sabia. Agradecemos todo lo vivido.  Podemos aprovechar el poder de este Día Santo en nuestras propias vidas y también ser iniciadores del cambio necesario que el mundo tanto necesita en este momento. Podemos ofrecer a otros la abundancia de amor desde nuestro corazón, y ofrecer los dones de respeto, amabilidad, honor y paz a tod@s con los que nos encontramos. Podemos aportar nuestra energía en agradecimiento a la tierra, al mundo de los espíritus y a toda la humanidad. Otoño es conocido como el momento de la "cosecha", un tiempo en el que aprovechamos los beneficios de todas las semillas que hemos sembrado. Lo que a menudo se deja desapercibido sobre una cosecha es que no hay crecimiento sin destrucción. Nos consuela saber conceptualmente que no hay día sin noche. Sin embargo, cuando echamos un vistazo a nuestras propias experiencias personales que a menudo no nos gustan, necesitamos darnos cuenta de que para cambiar estas experiencias o liberarlas, necesitamos experimentar una pequeña muerte. El proceso de crecimiento en sí mismo es caótico. Una vez que una semilla es plantada en la tierra, debe arrojar sus capas primeras y empujar la totalidad de su esencia interior fuera de sí misma y dejar que se engrane con la tierra oscura. El proceso de crecimiento es transformador, a veces da miedo y muchas veces hay que perder lo que pensamos que somos para ser lo que estamos destinados a ser. Si una semilla de manzana sólo se viera como una semilla, sería aterrador cuando su transformación comenzara a ocurrir. Sin embargo, si la semilla de manzana sabe que debe entrar primero en la oscuridad para convertirse en la manzana, que confía en su proceso, no importa cuanta oscuridad o las circunstancias dolorosas que experimente. Tenemos miedo de la oscuridad debido a su incertidumbre, pero es esta misma oscuridad la que inicia nuestro crecimiento. Confiar en nosotr@s mism@s y en el acompañamiento de la Diosa nos ayuda a ver la vida desde una perspectiva diferente. Somos capaces de ver que la vida se teje de una manera intrincada y tan hermosa que incluso lo que parece que estaba destinado para su desaparición resulta ser lo que nos ayuda a alcanzar nuestro máximo potencial. Hay ciertas semillas en la naturaleza que dependen de la misma destrucción y la oscuridad que vienen con un incendio. El árbol de la secoya poderosa necesita el calor del fuego para crecer y regenerarse! Este es el momento de lo que llamo Crisis en Conciencia. Cuando realmente interiorizamos, empezamos a darnos cuenta de que estamos preparadas para algo nuevo. Lo que hemos estado haciendo, pensando, siendo...ya no nos sirve. Y cuando estamos sincronizad@s con la ciclicidad, la misma Madre Divina es nuestra Maestra.  La nueva dirección que iniciamos casi hace un año, ya se ha parido. Puede que nos sintamos un poco inquiet@s, un poco tristes, porque sabemos que necesitamos experimentar una pequeña muerte. Y cuando trabajamos con la ciclicidad esa muerte es más intensa. Nos toca soltar estructuras y programas heredados.

Claves de este momento: - Equilibrio - La energía de Virgo pasa a la energía de Libra -  Nos preparamos para experimentar una muerte y prepararnos para un nuevo renacimiento -  Empezamos a ir hacia dentro -  Deudas Kármicas (Buenas y no tan buenas) -  Intención de mantener una vibración muy alta en nuestros pensamientos -  Recolectamos hierbas, comidas, pero también empezamos a pensar en lo que necesitamos para el nuevo ciclo que vamos a iniciar en breve. -  Reflexionar sobre el propósito en nuestras vidas -  Completar -  La Trinidad Sagrada Os dejo este poema que escribí hace unos cuantos años en Mabon y que todavía tiene un sitio muy especial en mi corazón.

Ella solía tener miedo a la oscuridad,

Hasta que se soltó de la duda.

Evitaba el silencio,

Hasta que confiaba en sus sentidos.

Cubría sus heridas, Hasta que encontró en ellas su fuerza.

Suprimía su autenticidad,

Hasta que se dio cuenta de que era su regalo. Ocultaba sus lágrimas,

Hasta que vio que eran el medicamento de su alma.

Juzgaba su cuerpo, Hasta que se soltó de la vergüenza, Ignoraba su verdad, Hasta que la encontró en su interior. Revivía su dolor, Hasta que ella fue testigo de su sabiduría. Vivía en el miedo, Hasta que entró su equilibrio. Amaba solamente la luz, Hasta que aprendió a bailar con su sombra. Ana Otero Con amor y gratitud, os tengo en mi corazón. Ahava, Ana Otero

169 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo