• Ana Otero, Phd.

Los 12 Días Santos. Día 3



Los 12 Días Santos de Navidad son reverenciados no solo por Cristianos y Gnósticos, sino que en muchas culturas ancestrales fueron vistos como un tiempo para recibir los Misterios. La Navidad es un momento tan auspicioso, un momento de oración y retiro. Ahora tenemos la oportunidad de honrar estos Altos Días Santos como lo hicieron nuestros antepasados, pero desde una reverencia diferente, renovada, renacida. La devoción que ofrecemos en este momento está llevando el amor y la belleza que nació en la era de Piscis (no todo fue negativo ...) a la era de Acuario.


El período de 12 días que comienza el 25 de diciembre es un período de profundo significado esotérico. El 25 de Diciembre marcó el despertar del corazón espiritual durante 12 días que sellarán una plantilla energética del año que viene, precisamente un año que tiene la Vibración del número 5: el Humano Creante. Estos 12 días santos están bajo la influencia directa de las Doce Jerarquías Zodiacales. Estas Jerarquías Zodiacales se proyectan en el planeta tierra, abriendo portales y activando códigos de sabiduría durante doce días. Este es un período de profundo significado esotérico y espiritual a medida que la Luz Divina se manifiesta más plenamente en el mundo, construyéndose en un crescendo, hasta que su Gloria se derrama sobre nosotr@s en la Epifanía.


El 27 de diciembre honramos el Día 3 de los 12 Días Santos. Honramos a la Jerarquía Zodiacal de Géminis comprometiéndonos con la LUZ DE LA INTERRELACIÓN. Esta luz revela aquello que se opone, lo que conocemos como dualidad. Esta es la luz consciente de la manifestación que es una relación constante entre el Espíritu y la Forma. Ésta es la frecuencia de resolución de la dualidad en una síntesis fluida.


En este Día Santo 3 estamos siendo activados con el Código de Sabiduría del AMOR SUBYACE EL UNIVERSO ENTERO. Géminis forma un triángulo con la constelación de la Osa Mayor y las Pléyades. Este es un Triángulo Cósmico, el Triángulo del Cristo Cósmico. A medida que recuperamos el aspecto femenino de lo Divino, el Cristo Cósmico resucita en términos del regreso a un misticismo basado en la tierra, la expresión de la creatividad, la sexualidad mística y el renacimiento de formas efectivas de adoración; todo esto refleja las bendiciones continuas de la Madre Tierra.


El Cristo Cósmico es la encarnación de Dios en el universo y especialmente en la Madre Tierra y en este momento a través de la Presencia de María Magdalena. Hoy estamos llamados a reflexionar sobre la unión del misticismo, la ciencia y el arte que abrirá posibilidades individuales y comunales para una espiritualidad interiormente personal, ritualista, sanadora y contemplativa, pero exteriormente impulsada por la justicia y la compasión.


Que tengas un bendecido Día Santo.

Abwoon D´bshmaya

Que la Llama de la Magdala nos guíe infinitamente.

Ahava,

Ana Otero

170 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo