• Ana Otero, Phd.

Mensaje Solsticio, Luna Nueva en Cáncer y Eclipse



Celebramos el final de un ciclo, un ciclo en el que hemos visto el patriarcado y las energías reptilianas infiltrarse en la humanidad, en los sistemas sociales, educativos y políticos, y en el útero de la las mujeres. Con el Eclipse de luna llena en cáncer el 10 de enero del 2020, recibimos la señal de la caída de estas estructuras a través de la conjunción de Plutón y Saturno. Han sido 6 meses difíciles, nuestra realidad entera se ha tambaleado.

El planeta Tierra y el Colectivo humano ha terminado un viaje y hoy inicia otro, estamos iniciando un nuevo cronograma – línea de tiempo, un nuevo mundo y una dimensión nueva para el ser.

En este Solsticio volvemos al eje central de la tierra, a 0 grados, al útero infinito y la madre nos inunda con su amor. En el hemisferio Norte recibimos la luz del Cristo, en el hemisferio Sur gestamos la luz del Cristo. Estamos ante el día más largo del año en el hemisferio norte y el día con más oscuridad en el hemisferio sur. Las polaridades se unifican y se dan cuenta de que se necesitan.

En este día la madre divina convoca a los guerreros de luz, igual que María Magdalena y Yeshua lideran este ejército en el cielo, somos convocados en la Tierra para liderar este cambio aquí.

En este Solsticio recibimos las aguas bautismales, la humanidad se bautiza en su nueva vida. Jupiter en este solsticio, luna nueva y eclipse solar en cáncer llena toda la tierra de justicia y en las siguientes semanas seremos testigos de grandes milagros.

Ahora la humanidad debe de girar su rostro hacia la Madre Divina para que nos ayude a ver a través del velo. Es el momento de unirnos aún más en círculo sagrado, en rezo, en rendición, en rito sacro, en devoción.

En este eclipse solar en cáncer, la luna cubrirá el centro del sol, dejando un brillante anillo de fuego. Este anillo de fuego es un símbolo de creación pero también de destrucción. La sombra oscura de la luna representa los dolores y las luchas del pasado, pero también un útero de potencial infinito que está esperando para dar a luz a una nueva creación. El anillo de fuego representa el combustible que se necesita para dar a luz a esta creación, pero también la liberación que tiene que tener lugar para que nazca esta nueva creación. Dentro de todos nosotros está este vacío oscuro, este lienzo en blanco de la creación que está esperando parir algo nuevo. Pero primero, debemos derretir todo lo que ya no se necesita. Este anillo de fuego del Eclipse nos dará fuerza para el propósito de nuestra alma, el propósito del colectivo humano y nuestra misión del alma. Alíneate hoy con tus deseos, permite que tu fuego y pasión te guíen, y luego ábrete . Visualicemos juntos esta nueva Tierra para todos.

Con Amor y Gratitud, os tengo en mi Corazón.

Ahava,

Ana Otero

CEO y Fundadora Mary Magdalene Mystery School®

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Todos Los Derechos Reservados © 2019 - 2020 Ana Otero & Mary Magdalene Mystery School ®

Diseño Web y Consultoría de Proyecto Consciente por □ Proyecto Cuadrado Blanco® □

Términos Legales /  Política de Privacidad