• Ana Otero, Phd.

Reflexión Yule - Litha




Reflexión Yule (Hemisferio Norte)

En este proceso de soltar y de intimar con nosotr@s mism@s para conscientemente gestar hacia donde queremos ir, emprendemos como guerrer@s místic@s un viaje nuevo en este invierno, momentos de tejer y de soñar nuestras vidas. Después de nuestra práctica consciente en el otoño, ahora emprendemos este viaje con aquello que realmente necesitamos y queremos.

Yule nos enseña la danza infinita de los opuestos. Es una danza cósmica entre la luz y la oscuridad, la sinergia y la quietud, la expansión y la contracción, la vida y la muerte.

La oscuridad es una maestra poderosa. Nos rodea desde fuera; burbujea desde dentro, recordándonos todo lo que hemos perdido, todo lo que nos falta, todo lo que hemos logrado, todo lo que hemos sufrido, etc. Yule trae con sus misterios una maravillosa oportunidad para abrirnos a nosotras mismas, para rendirnos en humildad alegre y gratitud, gracia y anhelo ante lo que se hace Santo por esta danza . Se nos da la oportunidad de reconocer que vivir en ciclos es siempre mucho mayor que nosotr@s mism@s. Yule es sobre lo que hacemos con esa danza de contrarios dentro de nosotr@s, cómo hacemos una paz tenue, siempre cambiante con ella y lo que permitimos que brote de esta danza. En esa oscuridad, nuestras almas, corazones y mentes se convierten en suelo fértil para que nuestra gracia florezca y renazcamos. Los místicos han sabido esto todo el tiempo. A través de las tradiciones, a través del tiempo, a través de las culturas hay un hilo común que une a aquell@s que buscan a la Diosa – Dios - Divinidad de esta manera: un reconocimiento del poder de esta oscuridad espiritual para enredar, atrapar y, finalmente, arrastrar uno hacia el abrazo de la luz. Cada invierno se nos da una poderosa oportunidad de cortejar esta esterilidad - fertilidad, para ir dentro y ver lo que realmente está detrás de las máscaras que tan hábilmente usamos para los demás y para nosotr@s mism@s. Yule y la Diosa nos proponen un cambio – semilla, gestación, parto: RENACIMIENTO. Aquí es cuando realmente entendemos que morir es vivir y vivir es morir.


Reflexión Litha (Hemisferio Sur)

Llegamos a este día de solsticio como testigos, viendo al sol volver a su asiento de poder, señalando el comienzo del verano. Esta temporada de fertilidad y crecimiento promete una rica recompensa. En Litha, se abre un portal, la rueda gira de nuevo, mientras la luz divina brilla en el día más largo del año. Me abro a la luz y canalizo los mensajes del Sol. Mis ramas se extienden hacia el cielo, libres para crecer altas y fuertes, y mi alma encuentra la libertad para expresarse plenamente. Activo la creación infinita en mis aguas sagradas y siento gestarse mis fuentes más profundas de poder humano y potencial latente. Que las llamas del sol de Litha brillen sobre mí y liberen mi potencial sagrado en abundancia.


Textos Sacados del LIBRO DE LAS BENDICIONES escrito por Ana Otero


Con Amor y Gratitud, os tengo en mi Corazón.

Ahava,

Ana Otero

CEO y Fundadora de Mary Magdalene Mystery School®

194 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo